Franquicias en España

Las franquicias en España han representado una de las mejores oportunidades en los últimos años en que la crisis ha demostrado que aquellos negocios consolidados pueden resistir mejor los embates de una recesión económica que quienes no están preparados para ello.

Desde Faja Pirítica hemos visto cómo en Andalucía y otras regiones españolas han aparecido desde las franquicias tradicionales que exigen un alto desembolso de dinero hasta otras que, sin ser de las punteras, requieren una menor inversión y pueden conceder rendimientos interesantes.

Vamos a analizar algunas de estas franquicias y observar cómo se pueden generar beneficios trabajando para vender marcas establecidas a través de Internet.

Franquicias de éxito en España

Si buscamos las franquicias lowcost podemos encontrar una buena cantidad de ámbitos en los que se desarrollan este tipo de empresas, aunque también están las más tradicionales y que requieren mayores inversiones.

Desde las típicas Mc Donald’s, Burger King o Foster’s Hollywood de comida americana hasta las relacionadas con el mundo de la moda o de concesionarios de coches son muchos los que se inclinan por estas franquicias.

Un sistema de franquicias que últimamente está teniendo un gran auge es el de los créditos online.

Este tipo de préstamos ha  desarrollado toda una serie de webs de economía en las que desde los denominados minipréstamos hasta préstamos personales son operados por diferentes entidades.

Así, desde quien vende leads hasta quien ofrece publicidad de prestamos personales rápidos estando en el asnef y sin aval las opciones de generar valor son muchas y tanto en la Faja Pirítica como en Huelva o en Andalucía son cada vex¡z más las personas que como en toda España utilizan los créditos y préstamos personales.

En el mundo de la construcción, en aquellas empresas dedicadas a la moda, en el de los servicios generales o en el de las restauración son numerosas las marcas de prestigio que franquician sus negocios.

prestamos rapidos

Cómo seleccionar una franquicia

Las franquicias requieren normalmente tres puntos esenciales en los costes: una cuota inicial de entrada, un cargo mensual en función de las ventas y otro más para publicidad.

Los costes iniciales suelen suponer la primera traba para quienes quieren comenzar en este negocio, dado que van desde cero hasta cientos de miles de euros y que puede ir desde fincas de bodas para celebraciones hasta restaurantes o empresas de marketing online.

Los costes de gestión de las franquicias en España son costes mensuales por utilizar el nombre de la franquicia, y pueden llegar a cerca del diez por ciento lo que representa a veces un porcentaje excesivamente alto y que hace que el negocio no sea rentable.

Por otro lado muchas franquiciadoras exigen una cuota mensual en cuestión de publicidad, que de ser más del cinco por ciento podría resultar excesiva.

Dependiendo del sector, del prestigio de la marca, de la solidez de su red y sobretodo, de los servicios que se van a prestar las inversiones iniciales y los cánones mensuales podrán varias sustancialmente y ser asequibles o directamente desproporcionados.

Alternativas a las franquicias en España tradicionales

Tenemos la típica opción de montar un concesionario de coches de segunda mano en Coruña (Galicia) o un servicio de abogacía experto en la cláusula suelo en Sevilla

La diferencia estriba en conocer el mercado, la competencia, los objetivos, los costes iniciales, los costes mensuales y el beneficio estimado.

Por ejemplo, la comercialización de obra nueva en la playa puede ser todavía un mercado interesante, pero también actividades modernas como las licencias de windows o la venta de teléfonos móviles.

Como comentamos, escoger bien el mercado y planificar bien los objetivos son algunos de los elementos esenciales para este tipo de actividades.

Entre las alternativas están, además de ciertos sectores en que se asocian con el inversor, los resellers de productos.

El mercado de los resellers

Aquí, al contrario que en las franquicias tradicionales, la clave se encuentra en que son las empresas matrices quienes dan un porcentaje de las ventas a quienes generan el cliente, ocupándose ellas del negocio general y el reseller de generarles visitas cualificadas que se conviertan en clientes que finalicen el proceso de compra.

Un ejemplo lo tenemos en https://www.casasdemadera.top que vende como su nombre indica casas de madera, aunque no directamente sino a través de otras empresas que son las matrices.

Algo parecido sucede con las páginas web informativas que no se comercializa directamente su product.

También tenemos ejemplos de empresas que informan o venden productos que fabrican otras empresas a un determinado precio, como en este caso sal del himalaya.

En el caso de los resellers todo está fijado por parte del productor, con lo que no hay margen de maniobra en precios, aunque fijándonos en otro nivel el reseller solo ha de preocuparse por las ventas.

Como vemos, todo un campo variado en el que las opciones de conseguir buenos resultados y beneficios pueden ser una de las claves del futuro negocio o empresa que se monte.